El origen de las Calaveritas Literarias

La primer calaverita literaria se escribió en el año de 1849.

La calaveras literarias son uno de los elementos más tradicionales del Día de Muertos. ¿Pero qué es eso? Son escritos en los que los mexicanos le dan un toque burlesco y de rima a la muerte.

Son muy típicas en las escuelas, centros laborales y muchos otros lugares que se llenan de risas con las ingeniosas calaveritas redactadas por cada uno de las personas.

“Dicen que la muerte anda
Buscando a quien enamorar
No se confíen mis amigos
Es para podérselos llevar”.

El origen de la calaverita literaria se remonta al México Virreinal. En ese periodo histórico, escritores subversivos iniciaron a escribir rimas pícaras con fuertes críticas sociales; naturalmente, la Corona castigaba fuertemente a quien se atreviera a escribir este tipo de poemas populares, por lo que su uso más extendido se dio hasta el México Independiente.

Ya en la segunda mitad del siglo XIX, varios mexicanos aprovechaban sus habilidades lingüísticas para burlarse de varias situaciones sociales. Para ponerle un toque mortífero, el surgimiento del personaje de la Catrina, autoría de Guadalupe Posada, inspiró a varios para escribir rimas o “calaveritas” que aparecían en diarios populares y alegraban la tradicional fecha mexicana.

En la actualidad, año con año las calaveritas son parte de la cultura popular mexicana.

“Por andar comiendo naranja
a Lourdes se le atoró en el pescuezo,
ahora la muerte canija
de ella no dejó un solo hueso”.

 

La información más completa de la Ciudad de México en Noticias 21. Entérate del acontecer de la capital mexicana en sus diversos espacios: lunes a viernes a las 07:00 y 21:00 horas; sábados y domingos a las 20:30 horas.

***