¿Heladas, calor y granizadas en sólo unas horas?

Sabemos que te suele incomodar el radical cambio de clima de la ciudad, quizá no podemos cambiar eso, pero podemos explicarte algunas hipótesis por las que sucede este fenómeno en la ciudad.

Si eres de los que ha sufrido alguno de los ataques climáticos de la ciudad, ya sea el calor, las granizadas o el congelamiento de las mañanas; y te has preguntado ¿por qué me pasa a mí?, quizá te podamos ayudar con el por qué pasa esto en la ciudad.

La Ciudad de México se caracteriza por iniciar y cerrar el día congelándote, asfixiando el día con agonizante calor y acompañando tu trayecto a casa con una fuerte lluvia y granizo, por ello hoy explicamos de mejor manera algunas hipótesis sobre lo que pasa en la ciudad.

Pero antes de esto, pondremos en contexto las condiciones climáticas de la ciudad.

La ciudad se caracteriza por presentar clima templado lluvioso, temporada que abarca de mayo a noviembre, y la mayor temporada de lluvias sucede entre los meses de junio y agosto, llegando incluso a granizadas entre mayo y septiembre. De igual manera, la altitud condiciona la temperatura en la Ciudad de México. La zona que comprende el norte de Iztapalapa, Iztacalco y Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero es la región más seca y templada.

Es un clima que varía mucho a lo largo de las estaciones, por lo que ya no sorprende pasar del frío a un intenso calor o de intensas lluvias a un calor interrumpido durante días. Este clima común se ve aún más afectado por el desmedido incremento de contaminación por exceso de quema de combustibles en el transporte, el incremento de urbanización en la ciudad y lo más relevante, la importante reducción de masa de agua en la ciudad, todo en conjunto afectando el clima con la reducción de días frescos y logrando aumentar los días cálidos con noches más frías.

Esta disminución de masa de agua en la capital parece ser un factor importante en los radicales cambios de temperatura en la ciudad, pues el doctor Ángel Ruiz Angulo, adscrito al Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) explica que “Las continuas modificaciones antropogénicas realizadas sobre el sistema lacustre por los asentamientos humanos desde los aztecas, la Colonia y etapas posteriores, han resultado en que actualmente se conserve únicamente 1.33 por ciento de la superficie original”.

El doctor Ángel también aclara que “Durante la temporada de calor sentimos más calor durante el día y en las noches se siente un frío más intenso, y esto es parte de cómo hemos cambiado nuestro ambiente, es un microclima que no ha sido estudiado a fondo”, lo que demuestra que aún falta desarrollar de mejor manera las normas para moderar nuestra influencia antrópica.

Al final, sólo nos queda reflexionar de una mejor manera ante nuestro impacto al medio ambiente y cómo lograr un verdadero cambio junto a nuestras autoridades para ejercer de mejor manera las normas ambientales y regresar a una época de equilibrio ecológico. Si quieres checar la nota completa donde el doctor Ángel Ruíz explica cómo llego a estos resultados, puedes dar clic aquí.

La información más completa de la Ciudad de México en 21 Noticias. Entérate del acontecer de la capital mexicana en sus diversos espacios: lunes a viernes a las 07:00 y 21:00 horas; sábados y domingos a las 20:30 horas.
* * *